martes, 27 de agosto de 2013

Montreal 2013


La 10ª edición de la 24H de Montreal, ya están terminadas. Es la segunda vez que participio. Mi 9º 24h en patines y 8º en solitario, no ha sido para tirar cohetes precisamente. Este año he querido hacer más de lo que podía en las carreras de 24h. No estaba preparado, pero la he hecho.
Por si alguno no conoce esta carrera, las 24h de Montreal se celebran desde hace 10 años en el circuito Gilles-Villeneuve. Circuito casi plano de 4,3 km.
La prueba tiene algunas peculiaridades específicas, circuito compartido con ciclistas, coches y peatones.
La pista está dividida en dos a lo largo de su recorrido, la parte izquierda para el circuito propiamente dicho, las 24H roller, compartiendo con usuarios de bicis, patines y algún peatón. La parte derecha, para el paso de vehículos, teóricamente despacio. El año pasado la zona de relevos estaba reservada exclusivamente para la carrera, este no ha sido así, por lo que algún ciclista o corredor podías verlo por medio de los relevos.
Circuito excelente para batir records si estuviese cerrado durante la carrera. Siendo necesario ir en tren, sobretodo en la recta de casi 2km que tiene.

Este año quise asistir…. la verdad no recuerdo el motivo, pero no he entrenado lo suficiente y lo he pagado, aparte de arrastrar pequeñas lesiones, que aunque no molestas en este tipo de evento pasan factura, por lo que preferí simplemente hacer lo que pudiese y no forzar. Lo tobillos completamente doloridos e hinchados y la falta de descanso es el mal recuerdo que tendré. Los buenos, el poder saludar a una buena amiga.

Carrera dura, como cualquier otra de este tipo, precaución especial ante los usuarios del circuito. Trato estupendo por parte de toda la organización, dando especialmente la gracias a Alain Leon, que se preocupó por mí desde el primer momento e incluso cuando dejaba el circuito. Parecía que estaba en casa.

Las secuelas de esta carrera en especial irán saliendo con los días, de momento fuertes calambres en las piernas y espasmos son su avanzadilla, recordándome de que debo prepararlas con mejor y más entreno.

Ahora unos días de relax y a por la siguiente




1 comentario:

Mònica dijo...

Felicidades por haberla hecho e ido! Entreno, bueno... ya sabes. Lesiones, habrá que cuidarlas. Es necesario para nuestros retos. Pero lo que no tiene precio, es a parte, haber hecho el viaje para saludar a una buena amiga. No más... Felicitats!